Paste your Google Webmaster Tools verification code here

Las mejores experiencias y anécdotas trabajando en hoteles.

¿Hotel encantado?

¿Hotel encantado?

El otro día me di cuenta, por casualidad, el guarda de seguridad ya no venía a hacer su turno de la mañana. Lo hacía entre semana y algunos fines de semana. Decidí preguntarles a mis compañeros de trabajo respecto a ello. Sin embargo, me dijeron que no tenían ni idea del motivo de su desaparición.

El chico era un poco raro, siempre inventaba historias, pero era majo. Normalmente lo saludaba y nos hacíamos unas risas mientras trabajábamos. La conversación con mis compañeros fue una auténtica locura, me contaron que el guardia de seguridad, que tenía 20 años, había salido de fiesta la noche anterior y aún llevaba en el un buen colocón mientras trabajaba.

Fue despidió en ese mismo momento. Ese momento cuando el guardia fue a contarle la historia al mismísimo director del hotel. Esto es lo que le contó, de manera eufórica y aterrada al mismo tiempo:

¡¡Se ha colado por la segunda puerta del hotel, al lado de la piscina!! ¡¡Es un demonio con muchos pearcings, con los ojos rojos y envuelto en llamas y se estaba paseando por el hotel!!

El director al percatarse de la situación, un chaval que iba bastante perjudicado mientras trabajaba, contándole una alucinación suya, decidió despedirlo de manera improcedente.

Más tarde se confirmó que el demonio que él creía haber visto se trataba de un cliente. Un cliente de alta estatura y ancha espalda con muchos pearcings y tatuajes por todo el cuerpo. Realmente daba algo de miedo, pero no tanto como para confundirlo con un demonio.

Más tarde me encontré al chico por la calle yendo de fiesta, estuvimos hablando largo y tendido y me verificó la historia. Una historia que para nadie será fácil de olvidar. Mientras me lo contaba, yo le estaba haciendo broma, incluso él se reía.

Le dije que fue una auténtica pasada eso de confundir clientes del hotel con demonios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *